diumenge, 9 d’octubre de 2016

Erasmus a Glasgow

Pràctiques Erasmus a Glasgow per
Joana M. Comas i Sheila Terron


Salimos del aeropuerto del Prat el día 28 de mayo a las 11 de la mañana. Nos esperaban 2 horas y media de vuelo hasta Edimburgo y otras dos en coche hasta nuestro destino: Balquhidder.

Nos alojamos en un pequeño bungalow a unos metros del estudio de animación donde trabajaríamos los próximos 2 meses. Estábamos ocasionalmente realizando nuestras prácticas laborales en Escocia. En parte no lo creíamos, estábamos perdidas en las Highlands Escocesas. El enorme Loch Loil y el Loch Doine se apreciaban desde la ventana de nuestro pequeño comedor. La civilización  más cercana se encontraba a 10 minutos al otro lado de los lagos que deberíamos atravesar sobre las rocas con botas de agua.

La directora de West Highland Animation (el estudio donde trabajamos) regentaba un concurrido hostal compuesto de pequeñas cabañas repartidas por el bosque. Los trabajadores del hostal eran jóvenes voluntarios que venían de diferentes países, con quienes compartimos nuestra casa. Este viaje fue también la excusa perfecta para conocer gente nueva con ganas de divertirse y aprender.

Dedicábamos 7 horas al día al trabajo, luego éramos libres para explorar la naturaleza y relajarnos. Los fines de semana eran nuestros y los aprovechábamos para visitar ciudades cercanas como Callander, Stirling o Falkirk. Las tiendas de segunda mano y de antigüedades llenaban las zonas comerciales de las pequeñas ciudades de Escocia. Algunas noches, con el resto de voluntarios, organizábamos pequeñas fiestas en las que nos iluminábamos con una hoguera, quemábamos marshmallows y comíamos chocolate.

Tras finalizar nuestras prácticas obligatorias pudimos disfrutar de unos días de vacaciones , en los que visitamos la ciudad de Glasgow en 3 días y pasamos 7 en Edimburgo, conocimos los diferentes monumentos emblemáticos de estas dos ciudades, así como los museos más importantes y (gracias a los tours gratuitos) pudimos conocer su cultura y su historia.

Ha sido una experiencia enriquecedora, en la que hemos aprendido a vivir de forma independiente, trabajar en equipo, superar adversidades y convivir con personas de otras culturas en otro idioma que han marcado nuestro viaje.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada